Feeds:
Entradas
Comentarios

Prohibido arrepentirse

En mi actual lectura de Friedrich Nietzsche (La Gaya Ciencia) me encontré con una referencia a Baruch Spinoza que me llamó la atención. Dicha frase reza “El arrepentimiento no es una virtud, o sea, no nace de la razón; el que se arrepiente de lo que ha hecho es dos veces miserable o impotente.

Seguir leyendo »

Anuncios

El libre albredrío ha sido aceptado como un regalo de Dios durante muchísimas generaciones. Ha sido debate a lo largo de siglos de grandes autores y filósofos como Marx, Engel o Schopenhauer que lo han considerado como un acto de egoísmo individualista al no tener en cuenta más parámetros a la hora de hablar de la responsabilidad de una acción.

El libre albedrío nos dice que nosotros, y sólo nosotros, somos totalmente libres y responsables de las acciones que llevamos a cabo. Esta afirmación tan contundente nos ha acompañado a lo largo de los siglos, sobre todo ligada a la religión, para facilitar la culpabilidad de nuestros actos. Cuando me pongo a pensar sobre lo que concierne al simple acto de llevar a cabo las más mínima acción caigo en profunda reflexión de la cantidad de parámetros externos que confluyen en ese momento y que imposibilitan que nosotros seamos únicamente responsables de ellos.

Seguir leyendo »

Me basaré en la obra del genial Carlo M. Cipolla titulada Allegro Man Non Troppo en la cual divide a los seres humanos en inteligentes, ingenuos, malvados y estúpidos. Trata de representar el resultado de las acciones de un individuo en un cuadrante, donde el eje de coordenadas representa el beneficio o perjuicio propio de dichas acciones y en el eje de abcisas el beneficio o perjuicio de las mismas al resto de individuos.

Seguir leyendo »

Hacer o no un MBA

Muchos me han preguntado si merece o no la pena hacer un MBA y me gustaría responder con mi experiencia personal enfocada más bien a gente joven y que venga de una rama técnica, ya que otros casos pueden ser muy diferentes. Lo primero que he de aclarar es que yo siempre tuve una vocación profesional y personal claramente empresarial y de negocio, por lo que ésa sería la primera idea que deberíamos cercionarnos de cumplir, ya que si se quiere seguir por la rama técnica, es un año muy duro como para desaprovecharlo cambiando la dirección.

Seguir leyendo »

Cuando cumplí los dieciocho y tuve que examinar con sumo detalle qué carrera escoger, finalmente me decidí por la Ingeniería Informática. Tenía muchas en mente, desde Psicología, Ciencias Políticas, Periodismo hasta Matemáticas o Física, pasando por cualquiera relacionada con el mundo empresarial, al cual me quiero dedicar.

Una vez ahí dentro, me vendieron que gracias a mi fantástica elección, tendría la vida resuelta para las próximas quince generaciones y un sueldo cercano a la tercera parte del presupuesto de la N.A.S.A. Pero, después de cinco años, me encuentro la realidad, es decir, un intrusismo descarado y un trato casi despreciable por el Ingeniero en Informática.

Seguir leyendo »

A %d blogueros les gusta esto: